Asuntos Internacionales

Publicidad y Promociones

"Las partes reconocen que una prohibición total de la publicidad, la promoción y el patrocinio reduciría el consumo de productos de tabaco."
— Convenio Marco para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud

Todos los años, la industria tabacalera gasta miles de millones de dólares en publicidad, patrocinios y otras formas de promoción en todo el mundo. La industria constantemente pierde clientes porque muchos fumadores habituales dejan de fumar o mueren por alguna enfermedad relacionada con el tabaco y las empresas tabacaleras deben atraer a una nueva generación de consumidores de tabaco para subsistir. Como resultado, las empresas tabacaleras realizan masivas campañas de comercialización para seducir a poblaciones específicas, tal como las mujeres y los niños, y que se conviertan en fumadores de largo plazo. Los documentos de la industria revelan que las empresas tabacaleras han estudiado minuciosamente los hábitos, los gustos y los deseos de sus potenciales clientes y utilizan dichas investigaciones que elaborar productos y campañas de comercialización destinadas a ellos.

Los estudios indican que la comercialización del tabaco recluta nuevos consumidores de tabaco, mantiene o incrementa el consumo entre los consumidores actuales, disminuye la voluntad de los consumidores de tabaco de dejar de fumar y alienta a los ex consumidores a que comiencen nuevamente a consumir tabaco.

La prohibición total de la publicidad, la promoción y el patrocinio del tabaco es muy eficaz para reducir el consumo de tabaco, especialmente entre los jóvenes. La prohibición parcial de la publicidad, tal como restricciones a las carteleras publicitarias, es menos eficaz y genera oportunidades para que las empresas tabacaleras busquen nuevas formas de comercializar sus productos.

El Artículo 13 del Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) exige que las Partes del tratado implementen y apliquen una prohibición total de la publicidad, la promoción y el patrocinio del tabaco dentro de los cinco años de la ratificación del CMCT.